Hola, soy Mar Martínez.

Desde hace 25 años me dedico al maquillaje profesional en Sevilla. Detrás de todos mis consejos de belleza está mi propósito final: hacerte sentir más bella aún. Porque cada mujer lleva una reina en su interior y no hay nada mejor que un poco de maquillaje para verla brillar.

Es por esto que el leit motiv de esta casa es:

Jamás renuncies a tu
corona invisible

mar-martinez-maquilladora-sevilla-maquillaje-logo-negro-70

Tanto si estás pensando en casarte y necesitas una mano experta que te asesore, te guíe a la hora de decidir tu estilo y te haga lucir resplandeciente ese día tan especial, como si buscas una maquilladora experta para algún evento donde no te la puedes jugar, o si necesitas  una formación adecuada y personalizada en cursos de maquillaje , estás es en el lugar adecuado.

Con mis pinceles y mis productos de belleza conseguiré destacar todo lo que te favorece y haré que resulte imperceptible lo que menos te gusta.

El resultado será que te verás más bella y eso te hará sentir más segura en todo momento.

El maquillaje es nuestro aliado imprescindible para estar aún más guapas.

BIOGRAFÍA EXTRAOFICIAL

separador
Te voy a contar un poco sobre mí.

Me gusta definirme como una extremeña errante. Nací en Mérida y ya muy joven comencé a viajar.

Cuando la gente me pregunta cómo decidí dedicarme al maquillaje profesional, siempre contesto que entre bambalinas. Siendo todavía muy joven empecé a trabajar en el teatro. Me atraía la idea de ponerme en la piel de otras personas. Trabajando en ese mundo descubrí mi pasión por el maquillaje y esta pasión se convirtió en mi profesión. Ver cómo con mis pinceles podía crear personajes nuevos era un placer del que continúo disfrutando. El mundo del espectáculo me atrapó y mi vida profesional sigue aún ligada al mundo del arte en su sentido más amplio.

Hace diez años descubrí el mundo ‘wedding’. Es muy emocionante para mí ayudar a las mujeres a estar resplandecientes en un día tan mágico. Desde entonces he maquillado a cientos de novias con el único objetivo de que se sintieran como verdaderas reinas ese día. Muchas de esas novias singuen siendo clientas mías, algunas incluso amigas. A veces me traen a sus madres o hermanas para que las maquille. Y esto es la prueba de que mi trabajo ha gustado, ver que con el tiempo me he convertido para muchas en una especie de maquilladora de cabecera.

Tengo la firme convicción de que cada mujer guarda una reina en su interior. Mi trabajo consiste en descubrirla y ayudarla a que brille con luz propia.