Lo que me gusta de la Navidad

 

Por qué me gusta la Navidad

Probablemente este sea uno de los últimos post de este 2017.

No quiero que sea uno más, ni tampoco enfocado en el ámbito profesional, así que esta vez no he pensado ni buscado qué palabras clave ha de contener para que  San Google lo  “rankee” a los primeros puestos.

Si hay algo que me importa hoy es el espíritu que  la Navidad trae a mi vida. Es verdad que las emociones que provocan estas fechas  son variadas y pueden hacernos sentir mucha alegría pero también tristeza o melancolía, aún así sigue siendo un momento del año precioso.

 

¿Por qué me gusta la Navidad?

 

Casi todos los principios y finales de algo son un punto de inflexión en el que mirar hacia adelante imaginando cómo hacer realidad los sueños que nos impulsan a seguir, pero también son una invitación a echar la vista atrás y ser conscientes del camino recorrido. Y la Navidad está en esa zona de llegada y salida..

 

A veces se nos olvida que lo poco o mucho que somos en el ahora ha sido construido con esfuerzo y tesón a lo largo del tiempo.  A veces es fácil perder de vista esa perspectiva, y llenarnos de quejas y lamentos. Yo quiero hacer el esfuerzo de valorar el momento en el que estoy, con todo lo bueno y menos bueno que haya en él.

 

Vosotros los que estáis ahí día tras día, los que habéis confiado en mí para momentos importantes de vuestra vida, los que quisisteis formaros conmigo, los que leéis mi blog cada vez que publico algo nuevo, los que me ofrecéis vuestros likes y corazones en las redes sociales, los que me habéis dado las gracias por poner un momento de belleza en vuestro rostro sois muy importantes para mí. 

Tambien los que tomasteis contacto conmigo en alguna ocasión pero decidisteis  no contratar mis servicios, por diferentes razones. Tambien a vosotros que no sois mi cliente ideal os tengo que dar un Gracias muy grande porque  hacéis que aprenda mucho  acerca de mi negocio , de mí misma y del ser humano.

No se puede gustar a todo el mundo, eso ya lo sabemos, pero el conoceros me permite disfrutar mucho más de los que sí valoran lo que hago con criterio y cariño.

 

 Todos me impulsáis a esforzarme por ser mejor profesional y persona  cada día.

 

También doy un Gracias enorme a los profesionales que me han ayudado durante este 2017 para seguir estando al día en este mundo cambiante que es internet y del que mi negocio depende para seguir creciendo y no quedarse atrás.  Obviamente no pertenezco a la generación de los “millenium” que llevan en la sangre el moverse como peces en el agua en el mundo de la tecnología, pero pongo mucha voluntad, ganas y horas frente al teclado de mi ordenador para seguir aprendiendo.

Ser emprendedora no es tarea fácil. Seguir siendo libre sigue siendo el objetivo por el que lucho día tras día. Libre para hacer lo que más me gusta del mundo que es maquillar. Libre para elegir cómo, cuándo y dónde hacerlo. Menuda osadía, ¿no?

Por último, pero ni muchísimo menos importante. Gracias a mi amiga del alma. Susana. Por tu generosidad y por estar siempre ahí.

 

El bote de los deseos

El nuevo año está a la vuelta de la esquina. Este será ya el tercero en el que los que quiero y me acompañan desde hace mucho tiempo, adoptamos un bonito ritual en Nochevieja. “El bote de los deseos”.

En él escribimos cómo nos gustaría vernos en el año que está a punto de empezar, nuestros anhelos y deseos más profundos. Todo este material lo guardamos en el bote de los deseos hasta el siguiente fin de año y después de las uvas nos sentamos frente a la chimenea para releer y recordar lo que escribimos. Cada uno de nosotros leeremos ese papel, quizás sorprendidos de lo que deseamos un año atrás, quizás descubriendo que todavía queda mucho por cumplir y que habrá que seguir en la brecha.

Quien quiere lo comparte públicamente y quien no lo guarda para sí. Después cogemos una hoja en blanco y en silencio miramos hacia adentro buscando conectar con nuestro yo más profundo, buscando esos sueños que nos emocionan, nuevos objetivos que escribir para que se cuezan a fuego lento en el mágico bote de los deseos.

 

….. Y pienso ¡qué afortunada soy por tenerlos en mi vida!

 

El bote de los deseos

 

Lo que no me traerá la Navidad

Estas navidades mi hijo Robin no estará conmigo. Habré de esperar hasta el mes de Enero para abrazarle durante  unos pocos días, antes de que vuelva otra vez a Inglaterra.  Esta es una de las razones que me hacen sentir melancólica, pero también orgullosa de él, porque sé que persigue sus sueños, él también es un espíritu libre. Hace tiempo que comprendí que abriría sus alas para volar muy pronto. Sé que está aprendiendo a desplegarlas…. I Love you.

Os quiero.

¡Felices fiestas!

 

Mar Martínez ,Makeup Artist

 

 

 

 

 

 

 

 

Maquilladora profesional en Sevilla para todo tipo de eventos: bodas, espectáculos, televisión cine... Con amplia experiencia en maquillaje para novias. Si quieres cambiar de look o quieres consejos sobre maquillaje contacta o sígueme en esta web.

2 thoughts on “Lo que me gusta de la Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *